lunes, 20 de febrero de 2012

TRAVESíAS

Por: Mercedes García. Grupo de Reflexión HxD.

Alegría y expectativas llenaron el patio interior del CENESEX cuando el pasado viernes 17 de enero, se unieran en armonioso encuentro representantes del arte, la ciencia y activistas LGBTIH. La intención de esta experiencia fue la de desbordar la paleta y el discurso plástico de varios pintores sobre ese complejo proceso que significa permanecer, salir o estar en tránsito de salida del llamado “closet”.

Dirigido por Mariela y la Profesora Patricia Arenas, el taller contó también con la presencia de Pineda Barnet y jóvenes artistas del pincel que con gran interés, interactuaron con nosotras, (os),(es) dibujando de tal suerte, una gran tela viva de la multiplicidad de seres humanos e identidades que componen la diversidad sexual.

En tres grupos, uno por tópico, nos zambullimos con espíritu analítico en experiencias propias y de otros. Colmaron los oídos palabras como dolor, frustración, violencia, ilegalidad, injusticia. Sin embargo, el humor que nos caracteriza hizo también de las suyas desatando carcajadas incontenibles.

Al final, siempre quedaron muchas cosas por decir. Las travesías del “closet” implican enfrentar difíciles y dolorosas situaciones cuyo tempo definen la personalidad y la realidad que rodea la experiencia de cada quien.

En mi caso, salir del closet fue un difícil viaje hacia mi yo más profundo; fue apostar por el amor ante el desprecio y la devaluación de costumbres y patrones socioculturales, que en nombre del sacrosanto orden binario y la célula fundamental, naturalizaron los privilegios y el poder de la heterosexualidad por sobre otras orientaciones e identidades como la mia.

Con la primera bocanada de aire fresco dejé de ser entre otras cosas, una observadora sin derechos plenos, una actriz sin vocación que monta su personaje ante quienes más ama: su familia, amigos o compañeros de trabajo. Una mujer invisible. Dejar el closet pasó de ser un acto de justicia personal para convertirse en una necesidad de justicia social.

El arte como transformador de la realidad y los imaginarios, entablará un hermoso diálogo cultural durante la próxima Bienal de La Habana, cuando en la Galería Raúl Oliva la propuesta pictórica Travesías, tenga la palabra.